Crítica Lost 4×07 “Ji Yeon”

bernardjin07.jpg

No se exactamente porque, desde hace mucho tiempo los episodios de Lost en los que los protagonistas son el matrimonio coreano, Jin y Sun, me dan una pereza increible. Suelen ser episodios anodinos, excesivamente tranquilos, casi parece que el ritmo cansino de muchas producciones orientales se le contagia. Ji Yeon, séptimo episodio de la cuarta temporada, cambia un poco esa tónica pero sin exagerar demasiado, es un capítulo con alguna que otra revelación, pero que ni sirve para profundizar a los personajes, ni es uno de esos de relajación que cuando los revisionas con el tiempo agredeces, Ji Yeon puede considerarse un dramón con tintes telefílmicos en algunos segementos. Aunque por el lado positivo encontramos una forma nueva de contar historias, que da más riqueza al conjunto de la serie.

sun7.jpgCentrándonos en Jin y Sun, en lo que vemos de ellos en la isla, nos volvemos a encontrar con elementos conyugales, a Sun se le va la cabeza y de pronto decide que se quiere ir con Locke arrastrando a Jin con él, menos mal que está Juliet para impedirlo, la pobre mujer no quiere que se le vuelva a morir otra paciente, así que los detiene, da igual como, y revela a Jin que el pobre podría rallar el techo de la escotilla con la cornamenta que tiene. Siempre ha estado muy de moda criticar eso de que el fin no justifica los medios, a mí lo que hizo Juliet me parece sobresaliente, si Sun no se atiene a razones, y se limita a su cabezonería, habrá que salvarla la vida, aunque eso implique que su marido supiese la verdad, total, a este tipo de personas mentirosas alguna vez se le tiene que caer el castillo de naipes. Lástima que luego Jin después de ir de pesca con Bernard la perdone sin más.

jin7.jpgSi nos centramos en su historia fuera de la isla, vemos que nos la presentan en principio como un flashforward, Sun de parto fuera de la isla, mientras Jin compra un oso panda en una juguetería. Aunque en principio cabría pensar que todo es un flasforward, a lo largo de la parte de Jin van dejando detallitos que dan sentido luego a que sea un flasback, como el móvil ladrillo o la referencia al año del dragón, además de que seguía trabajando para el señor Paik. Hay quien acusa esta técnica de tramposa, quizá es que no son tan analíticos como piensan y en cuanto les cambian un poco la marcha se caen del carro. Además, el Flasback de Jin estaba justificado, recordaba cosas relacioandas con la paternidad. Queda la duda al final, cuando Sun con su churumbel (que da nombre al episodio) y Hurley van a la tumba de Jin, si realmente está muerto o fue de los que se quedó en la isla, sea como fuere, parece que nos queda un Oceanic Six por conocer.

capitan07.jpgA parte de la historia típicamente regulera de los coreanos, lo gordo del episodio transcurre en el carguero. Más confirmacaciones de que el barco es de Widmore, de que quieren coger a Ben, de que según ellos él fue el que montó el Oceanic falso… que la gente que se acerca a la isla en barco y la rondan acaban fatal de lo suyo, con suicidios en masa, y el que no pierde los papeles (basta recordar la triulación de Rousseau o Leonard, el colega del psiquiatrico de Hurley). Aunque, bueno, quizá lo más importante sea la vuelta de Michael, temporada y pico después, en el papel estelar del limpiapotas Kevin Johnson.

mike07.jpg

En conclusión, el episodio no es ni de lejos el peor de la temporada, y se le quitamos el par de revelaciones se queda practicamente en nada, aunque es cierto que sirve para encarar la segunda parte de la temporada y recuperamos un personaje del que llevabamos 30 episodios sin saber nada. Quizá sean manías mías, pero siempre que veo un episodio de Sun y Jin, me deja bastante indeferente, lo que no quiere decir que sean malos, simplemente, del montón.

Anuncios

3 Responses to Crítica Lost 4×07 “Ji Yeon”

  1. elwing dice:

    “el episodio no es ni de lejos el peor de la temporada”, quizás quisiste decir que no es ni de lejos el mejor? Yo sí diría que es el peor de lo que va de temporada.
    El flashback de jin sorprende un poquito, pero sin eso el capítulo se queda ciertamente en casi nada, no creo que aguante bien un segundo visionado.

    Sun y Jin es que no pintan nada en la trama general, porque van bastante por su cuenta, no tienen lazos de interés con más personajes de la isla. A mí con ellos me ocurre lo mismo que con Charlie o Claire por ejemplo, que no me pintan/pintaban mucho..

    Lo de maikol ya nos lo olíamos, pero lo verdaderamente interesante del capítulo es ese misterioso suicidio de Zoe Bell!
    Eso sí, a ver qué cositas nos cuenta maikol este viernes : )

  2. Chiqui dice:

    😛 Te odio.
    A mi me encantó el capítulo, pero porque en el fondo soy una romántica.
    A mi los coreanos me gustan, me parecen que aportan algo de tranquilidad y cordura a una trama que se desborda por momentos (veáse The Constant).
    A Juliet, al contrario que a ti, me dieron ganas de matarla. A veces pienso que hizo lo que hizo por pura maldad, qué egoísta es la tía.
    Necesito volver a ver a Regina… 😦

  3. J. Pablo dice:

    Chiqui, con los coreanos no se puede ser románticos, que el pobre Jin ha sufrido más que nadie por culpa de Sun, y encima la otra que lo convierte en mafias se tira al calvo… me jode que salga ella de la isla, a ver si hay suerte y muere fuera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: