Remontar el vuelo soltando lastre; Star Trek

startrekSiendo sinceros, Star Trek me ha importado siempre más bien poco. Más allá de identificar a los personajes principales de la serie, saber juntar los dedos de una mano, una técnica de ataque (y esto gracias a Mallrats), y que una especie de duchas sirven para tele transportarse, siempre pasé de intentar comprender ese sobre valorado e idolatrado por algunos universo narrativo. La mayor lacra de esta saga, además del tono Camp digno del Batman de West, es la continuidad. Una saga que comenzó en los sesenta, aunque haya tenido parones, es una carga muy grande para conseguir nuevos seguidores. Y esto es lo que debieron ver los productores que encargaron la última película de Star Trek, puesto que la cinta dirigida por J.J. Abrams representa un punto de inflexión en la franquicia que va mucho más allá de lo que pudo significar “La Nueva Generación”. Con esta entrega han conseguido algo meritorio, primero hacer una película amena, entretenida y hasta cierto punto original, y segundo, quitarse de encima 40 años de continuidad sin destruirla. Abrams es un experto haciendo pilotos de series, para prueba basta ver el de Lost, y Star Trek parece un episodio piloto de dos horas con un presupuesto considerable, con lo que ha logrado el objetivo de resucitar y posibilitar secuelas de una franquicia que no interesaba más que a sus acérrimos e intransigentes fans.

El reparto está bien elegido. Empezando por Zachary Quinto (uno de los pocos actores salvables de esa infra-serie llamada Héroes), que está caracterizado como Spock de forma que realmente parece una versión joven de Leonard Nimoy. La elección del nuevo Kira es correcta también, tiene ese punto de chulería pasada de vueltas que recuerda a su parodia en Futurama. Entre los secundarios destaca Simon Pegg, que con el ritmo que lleva se está convirtiendo en el actor cómico británico con más presencia internacional. Es curioso ver también como el personaje de Sulu es interpretado por John Cho, uno de los secundarios clásicos de American Pie (cuando eran buenas comedias y no roña directa al videoclub). Los rostros más reconocibles son los de Eric Bana, que se mete en la piel del “malo” romuliano y de Karl Urban, que por una vez deja de repartir collejas y se mete a doctor. El anteriormente citado Nimoy también interpreta a Spock, lo que indica que el buen hombre no saldrá nunca de su encasillamiento, pero que gracias a  ese personaje es alguien hoy día y al menos no reniega de ello.

El acabado técnico es bastante bueno. Se nota la mano de la infografía aunque de un modo lógico, no encontramos pixeles asesinos ni texturas de Nintendo 64. La banda sonora merece un punto y aparte. Michael Giacchino ha conseguido una obra musical muy buena, tanto dentro de su papel en el film, como tomándola como una pieza audible a parte, es de las que se deja escuchar, cosa que no sucede en muchas OSTs. El toque reconocible del autor está ahí, de hecho alguna pieza es bastante similar a otras de su obra, aunque no cae en el autoplagio como le sucedió a John Williams en Indiana Jones IV.

El guión, junto con la dirección, es lo mejor de toda la película. Para empezar, se le intenta dar profundidad a los personajes. Luego la historia es interesante, puesto que consigue quitarse de encima el lastre de la continuidad con un recurso tan fácil y sencillo como crear un universo alternativo mediante un viaje en el tiempo que modifica la historia. Así, de golpe y porrazo, se abren miles de posibilidades para volver a contar historias con estos personajes sin tener que estar pendiente de lo que hizo o dejó de hacer Gene Roddenberry hace cuarenta años. Habrá quien piense que es una especie de falta de respeto destruir una continuidad, pero es un razonamiento absurdo. La nueva línea temporal no afecta a la antigua, solo ofrece posibilidades de nuevas historias, que si siguen la estela de ésta última película, posiblemente le curtan el lomo a todas las películas antiguas, cosa no muy complicada. La introducción de estos elementos, así como el hecho de que coincidan dos Spocks, le da a esta película un aire a historia de cómic interesante, puesto que los elementos usados para el “reseteo” son clásicos del género de superhéroes.

En definitiva, J.J. ha conseguido coger un producto minoritario y obsoleto y relanzarlo a nivel comercial gracias a su habilidad para realizar episodios pilotos y puntos de partida. Star Trek puede consolidarse como un producto mayoritario y abierto, más allá del ámbito Trekkie. Si la siguiente película consigue un nivel similar de espectacularidad y guión, la ciencia ficción estará de enhorabuena por poder permitir a un público nuevo descubrir una franquicia clásica de una forma totalmente distinta.

Anuncios

5 Responses to Remontar el vuelo soltando lastre; Star Trek

  1. flamio dice:

    Precisamente el punto de la continuidad es el que mas me llamó la atención tras ver la peli, cuarenta años de historia y seguidores fanáticos que se saben las historias hasta la última coma eran un obstáculo a la hora de crear nuevas historias, pero el señor Abrams se sale con la suya.

    Por lo demás la peli está entretenida y visible.

  2. Osoman dice:

    Desde luego, la peli cumple. Efectos 10 y guión inteligente en el aspecto de que despierta interés tanto en espectadores que no han visto Star Trek en su vida como en los Trekkies más arraigados.

  3. […] a ser mediocre. De hecho, el único actor que se salva John Cho, que recientemente apareción en Star Trek y a cuyo personaje en American Pie le debemos la grandiosa expresión MQMF, que interpreta su papel […]

  4. […] de humano lisiado. El otro personaje digital con peso en la trama, interpretado por  Zoe Saldana (Star Trek), está bien realizado, y el doblaje y expresiones están a buen nivel. Sigourney Weaver vuelve a […]

  5. […] cuando usarlo, cuando recurrir a él, cuando es necesario reiniciar una franquicia o una serie, Star Trek necesitaba un nuevo comienzo alternativo, Lost no. Solo queda esperar que consigan realizar algún […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: