Avatar; entretenimiento tridimensional

Con bastante retraso he terminado por ver Avatar, aprovechando también para verla en lo que se llama cine en 3D, que deberían llamar en relieve. Ésta última obra de James Cameron no es quizá lo mejor de su carrera, aunque por supuesto es mucho más amena, entretenida, visualmente atractiva, incluso interpretada, que su sobrevaloradísima e inflada a Oscars Titanic. Avatar es un prodigio a nivel técnico, un raro ejemplo de integración entre infografía e imagen real a la que difícilmente se le encuentran cantadas, además de que crea un universo visual propio atractivo y bien construido. La película es una especie de mezcla entre una película típica de Disney, con toques de indios y vaqueros, ración de space opera, sensaciones de videojuego, ciencia ficción y mensaje ecologista evidente.

Quien espere encontrar el guión de El Padrino puede ir olvidándose, la historia de Avatar es simple pero efectiva, es una historia que se ha contado mil veces, una historia de aceptación en un grupo, de convertirse al lado opuesto, de apertura mental, por supuesto con un toque moñón. La creación de un universo propio tiene bastantes ventajas, en primer lugar hace que la estética te la creas, aunque todo el planeta parezca un cibercafé verde donde hay “enchufes” por todos lados. Este mundo propio, con su propia especie “dominante” sirve también para poder transmitir un mensaje sin tener que recurrir al manido mundo “real”. James Cameron no obstante se ha quedado a medio camino, puesto que si bien ha logrado crear un mundo interesante, la historia está un poco vista, aunque bien contada, y por supuesto muy bien rodada y dirigida, hasta el punto que las escenas de batalla área reflejan el espíritu de los juegos de disparos en avión que tanto abundaban en los ochenta y noventa. Quizá se echa en falta que los personajes estén algo menos estereotipados.

El reparto es correcto. Sam Worthington, quien próximamente saldrá en el remake (el tema de los remakes que vienen es para hablarlo otro día con calma y profanidad) de Furia de Titanes, está mejor cuando interpreta y dobla al pitufo de tres metros que cuando hace de humano lisiado. El otro personaje digital con peso en la trama, interpretado por  Zoe Saldana (Star Trek), está bien realizado, y el doblaje y expresiones están a buen nivel. Sigourney Weaver vuelve a trabajar con uno de los directores que la puso en órbita, aunque su papel recuerda en cierta medida al que hizo en Gorilas en la niebla, hace años que no veo esa película, pero el perfil es muy parecido. Giovanni Ribisi correcto. Michelle Rodriguez, como ha demostrado tantas y tantas veces, entre ellas en Lost, solo sabe hacer de tía chunga, eso sí, el papel lo clava. Stephan Lang cuenta con el papel más estereotipado de la película, el sargento mazado duro como el adamantium que parece directamente sacado del aborto aquel de Pequeños Guerreros, pero eso sí, el personaje caricaturesco lo borda.

Sobre el hecho de ver una película en 3D, es una sensación bastante rara, sobre todo si la ves con subtítulos. A finales de siglo, en un viaje con el insituto a Francia, ya pude ver algo de esto en Eurodisney y Futuroscope. En concreto recuerdo una, de la que grabé un trozo, en la que el padre de “Cariño he encogido a los niños”, se veía en distintos planos si llevabas unas gafas y si no lo veías distorsionado. Pero una cosa es ver una demostración, destinada a ese fin, y otra una película entera que requiere más atención a algo más que lo visual. No obstante, esperaba algo más, sí se ven cosas en distintos planos, pero muchas veces más que conseguir envolverte en la atmósfera son una distracción.

En definitiva, Avatar es una película entretenida que no se hace pesada aunque su duración se aproxima a las 3 horas. Es además un espectáculo visual, que consigue que a pesar del uso de la infografía no haya incoherencias visuales tan habituales en las cintas que hacen uso de esta tecnología.  Lo que es seguro es que James Cameron ha vuelto en parte a sus origines en lo que acción se refiere, y ciencia ficción, pero integrándolo al público mayoritario que le siguió en Titanic, consiguiendo que la taquilla haya sido mucho más rentable. Si esta película pasa a la historia o se queda como un mero ejemplo tecnológico representativo de la época habrá que verlo, pero por lo menos consigue que salgas del cine sin la sensación de haber sido estafado. Posiblemente con un poco más de originalidad en el guión la película habría sido redonda, pero no se puede tener todo en la vida.

Anuncios

7 Responses to Avatar; entretenimiento tridimensional

  1. Espe dice:

    Para mí un película Disney o similares del montón… Muy bien hecha técnicamente, eso sí. Pero a la historia del cine espero que no pase… Los estándares de calidad bajan como la espumaaaaa!!!

  2. reverendo dice:

    Totalmente en desacuerdo con Espe. Me remito a la mayoria de criticas que circulan por la red. Una pelicula que engancha durante casi 3 horas… no recordaba algo asi creo que desde el Retorno del Rey. No se hace para nada pesada y desde luego en mi caso consiguió el objetivo de transportarte a ese mundo.
    Un saludo

  3. Estoy totalmente deacuerdo con los dos. Es una bonita mixtura de bailando con lobos y pocahontas. Positivo, entretenida, larga y muy resultona visualmente. Negativo, poco original (Bailando con aliens), inmadura (intenta cubrir un amplio expectro de espectadores y no termina de enganchar, la gente del cine sale diciendo “no esta mal, esta bien, es chula” pero no “te has fijado cuando… , me he quedado flipado con”). La maxima aqui esta si ves mucho cine o no, es decir, si el argumento te parece original o no.
    Y lo demas a mierdacine.com

  4. reverendo dice:

    jajajja irias a otro cine diferente, yo solo he escuchado alabanzas al salir en las dos veces q he ido.

  5. Espe dice:

    Pues con el jodido casi que estoy tb de acuerdo aunque él esté en desacuerdo conmigo. jijiji. Aunque para mí no es positivo que una peli dure 3 horas a no ser que se trate de la saga de el señor de los anillos… jajajaja. A mí precisamente fue la historia lo que me desenganchó desde que se vio tan previsible y manida… :/

  6. Toño dice:

    la pelicula es la polla kyo, no me seas gafapastas.

    haz una crítica de agarralo como puedas!

  7. […] se puede sacar mucho más. Perseo es interpretado por Sam Worthington, aquel pitufo de 3 metros de Avatar, va a tener que comer muchos Choco Krispies si quiere ganarse la vida más allá de las pelis de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: