Robin Hood Begins

Robin Hood es un personaje que siempre me ha gustado. No se si será por lo de tirar flechas, o por el perfil heroico. El caso es que cuando era pequeño solía ver  sus películas desde la adaptación de Disney (de lo mejor de esta empresa antes de los años noventa), hasta la muy entretenida versión que protagonizó Kevin Costner a principios de los noventa. Quizá por eso la última película de Ridley Scott y Russell Crowe me ha parecido buena. Contribuye también que la historia que se cuenta pueda considerarse una precuela de la historia que todos conocemos, perfectamente podría haberse llamado Robin Hood Begins o algo por el estilo. Cuenta también con un aire algo más realista que anteriores versiones, lo que por un lado le resta puntos de heroicidad y aventura, aunque lo compensa por el buen ritmo de la acción y las dosis de humor que desprende.

El guión es correcto. Habrá quien diga que no es la historia que conocemos, que se toma demasiadas licencias, pero estos aspectos son los que hacen que la película mejore. Robin Hood es un personaje de la cultura popular británica, respecto al cual ni los historiadores se ponen de acuerdo donde se origina el mito. Contar otra vez la misma historia con cuatro cambios es muy fácil, además de aburrido, arriesgar con una especie de precuela me parece algo bastante más interesante.  Estos casos de recontar historias, reinventar orígenes es algo muy frecuente en el mundo del cómic, no está mal que de vez en cuando el cine haga lo mismo.

La historia abarca el periodo entre la vuelta de las cruzadas a través de Francia de Ricardo Corazón de León, iniciando la película con un asalto a un castillo francés (les faltó meter un cherchez la vache). En ese punto se presenta a la cuadrilla de Robin Lockstraigh, que no es noble en esta versión, y como tras huir de un apresamiento el destino lo lleva a hacerse pasar por Robert Locksley y a partir de ahí contar como conoce a Marian, Fry Tuck y se hace un proscrito por culpa de Juan Sin Tierra. Toda esta historia está aderezada de tal forma que por momentos recuerda a otras películas, como Braveheart, o incluso alguna escena que, salvando las distancias, tiene referencias visuales con Salvar al Soldado Ryan.

El reparto está correcto. Russell Crowe hace un buen Robin Hood, pese a que el encargado de estética le haya dejado el mismo look que en Gladiator pero más viejo, está convincente en el papel. Cate Blanchett en su línea, no se porque a esta mujer le veo algo falta de registro expresivo, siempre le veo que pone la misma cara. Oscar Isaac hace un correcto papel como Juan Sin Tierra, pero le llega a la suela de los zapatos como antagonista a lo que consiguió el gran Alan Rickman en la versión de Kevin Costner, aunque encarnaba al Sheriff de Nottingham, que en la cinta de Scott casi ni aparece.  De los secundarios destacan las interpretaciones de Max von Sydow y Kevin Durand, que realiza una encarnación de Little John algo distinta a las clásicas pero que infunde bastante más respeto.

En conclusión, Ridley Scott ha conseguido algo mucho mejor que lo que hizo con Black Hawk Down o El Reino de los Cielos, que eran muy pesadas, aunque no mejor que Gladiator. A pesar de esto, consigue un buen resultado en casi todos los aspectos, destacando el aspecto artístico y el interpretativo. Se agradece muy mucho que una película casi no haga uso de imágenes renderizadas, es muy grato ver que todavía se pueden realizar imágenes cinematográficas espectaculares sin caer en excesos digitales. Consigue también que en dos horas no mires el reloj, eso unido a que te cuenta una historia diferente de un personaje conocido y no lo mismo de siempre le hacen ganar puntos. Posiblemente esta adaptación no forme parte de las películas más importantes de la historia del cine, pero visto tanto remake roñoso, tanta reinterpretación que se limita a calcar planos, tanto despropósito a partir de un nombre comercial, se agradece que esta película sea algo distinto a lo que se ha visto siempre.

Anuncios

One Response to Robin Hood Begins

  1. Victor dice:

    Hombre, la peli no está mal, no voy a contar tal mentira, pero lo cierto es que no me ha terminado de convencer. Demasiado épica para el estilo de este personaje. Pero claro, igual lo vi así porque yo pensaba que vería un remake.
    Me ha encantado sobre todo la actuación de Kevin Durand, que yo no lo ubicaba en un papel tan cómico cómo interpreta aquí, pero que aún así da leches cómo panes.
    Y bueno, salvo ciertas licencias, cómo dices, cómo por ejemplo la muerte del padre de Locksley y del Rey Ricardo, el aspecto general no es malo. No obstante, no salí con demasiada buena espina del cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: